Breitnau, un pueblo panorámico

Si buscas un pueblo donde pasar tus vacaciones o escapada por la Selva Negra y quieres tranquilidad, naturaleza y espectaculares rutas de senderismo y bicicleta en sus alrededores, no busques más, Breitnau es tu gran opción. 

 

Caminando entre bosques te presenta Breitnau: 

Breitnau se encuentra en la región Alta de la Selva Negra, la que está más al sur de todas y la más montañosa. Aquí tienes algunos datos de este pueblo:

 

  • Está a 1.018 metros sobre el nivel del mar
  • Tiene alrededor de 1.800 habitantes
  • Los pueblos más cercanos son: St.Märgen al norte, Hinterzarten al sur, Titisee-Neustadt al este y Buchenbach al oeste
  • Distancias: Friburgo (Freiburg) a unos 30 kilómetros, Villingen a unos 45 kilómetros, Triberg a unos 40 kilómetros y el Monte Feldberg a unos 24 kilómetros 

Breitnau, ubicación:

En coche: carretera B500 y a la altura del Gasthof Löwen girar, a un kilómetros del cruce se encuentra el pueblo.

 

Hay muchísimo aparcamiento detrás del ayuntamiento, donde se encuentra el recinto polideportivo.

 

En autobús: Línea 7261, que hace el recorrido Kirchzarten - St.Peter - St.Märgen - Breitnau - Hinterzarten, y viceversa.

 

En tren: actualmente se encuentra cortada la línea del Höllental (hasta el 31.10.18) por eso solo es posible acercarse hasta cualquier parada de bus de la línea 7261 en otro autobús, línea 915. 


Historia de Breitnau:

Es mencionado por primera vez en el año 1275 pero con otro nombre, Bretittnowe. Aunque hay que decir que la primera iglesia fue construida al rededor del año 1200 y la capilla de St. Oswald, en el Valle del Infierno, pero perteneciente a Breitnau, fue consagrada en el año 1148.

 

Por aquellos años, la región estaba en posesión de los señores de Falkenstein, que tenían su gran castillo también en el Valle del Infierno. Una pasada por cierto de castillo, según las maquetas de la época. Hoy en día solo quedan "cuatro piedras en pie".

 

En el año 1408 los Falkenstein vende todas sus posesiones a los señores de Landeck (que también tenían un castillo al norte de Emmendingen) y estos a su vez a principios del siglo XVI a los señores de Sickingen.

 

A finales del siglo XVII los franceses llegan a la región y arrasan y queman todo, incluido una pequeña zona amurallada que se había construido años antes.

 

Aunque no pasó por el centro del pueblo si lo hizo por el famoso Höllental la comitiva que llevaba a la Princesa Maria Antonieta de Viena a París, para su enlace con Luis XVI, y sí, pasó una noche en Ravennaschlucht.

 

En 1806 Breitnau pasa a formar parte del Gran Ducado de Baden.

Qué ver / qué hacer

Breitnau no es  un pueblo que destaque por sus monumentos, museos o atracciones, pero sí tiene edificios con gran historia a sus espaldas y lo que es más importante, el paisaje que lo rodea. Eso si que hay que disfrutarlo sí o sí.

St. Johann Baptist, Iglesia católica

La actual iglesia fue construida en el año 1752 sobre otra más pequeña en el mismo lugar y que formaba parte del triángulo del culto entre Hinterzarten - St.Oswald - Breitnau.

 

Su patrón, San Juan Bautista, cuya fiesta patronal se celebra siempre el 29 de agosto.

 

El "ingeniero" de esta preciosa obra fue un pastor que vivió más de cincuenta años en el pueblo, y que contó con varios artista para decorar el interior de la misma.

 

Fue renovada muchas veces con el paso de los años por culpa de guerras, incendios... siendo la última vez en 1978. 



Alter Pfarrhof

Esta espectacular granja, construida en el año 1695 es hoy en día la casa del párroco. Además, en ella se celebran muchísimos eventos y también la misa para niños los sábados por la mañana. Ah! Y aquí también está la biblioteca de Breitnau. Es una joya genialmente restaurada.


Ayuntamiento, Oficina de turismo y recinto polideportivo

En la calle principal se encuentra el edificio del ayuntamiento, justo detrás la oficina de turismo y más atrás aún el polideportivo.



Un paseo por el pueblo...

Granjas, casas unifamiliares, tranquilidad, praderas, animales, bellos jardines, vistas panorámicas, lugares curiosos... Todo ello verás si realizas un corto paseo por Breitnau. No te llevará mucho tiempo, es muy pequeñito. 




Y "piérdete" por sus alrededores...

Y es que a Breitnau llegan, de Breitnau salen y por Breitnau pasan montón de espectaculares rutas de senderismo y de bicicleta (y en invierno de esquí de fondo) que te llevan a mágicos lugares como la Garganta del río Ravenna (Ravennaschlucht), al Valle del infierno (Höllental) o las pequeñas montañas que rodean este pueblo. Simplemente maravilloso ;)


¿Te animas a pasarte por Breitnau? ;)

Comentarios: 0