Museo del Monasterio de Sankt Märgen

Recién renovado y abierto, el museo del Monasterio de Sankt Märgen es una de las colecciones más importantes y de más valor de toda la Selva Negra. No solo habla sobre la historia del monasterio y del pueblo, si no también de cosas importantes como el reloj y el vidrio de estos bosques.

¿Te animas a retroceder en la historia y conocer el por qué de muchas cosas de hoy en día? ;)

El museo está dividido en tres partes:

  • La planta baja, donde verás una pequeña colección de antiguas pinturas sobre Sankt Märgen y sus alrededores, además trajes típicos de esta región.
  • Una primera planta donde una relojes, vidrios, la historia del museo, una preciosa sala de recepciones y la habitación dedicada al tallador del Monasterio, Mathias Faller.
  • Y una segunda planta donde habla de la historia de Sankt Märgen y de los relojes. Como ves los relojes es muy muy importante.

Entrada al museo

Para entrar al museo tendrás que hacerlo por una puerta que se encuentra nada más cruzar el bello arco de entrada al recinto del Monasterio.


Planta baja y a la primera

Una vez dentro, y tras pagar tu entrada, podrás dejar tu mochila o cosas que lleves consigo en una de las casillas que allí se encuentran. No te olvides de llevar la cámara de fotos contigo, ya que se pueden sacar imágenes del museo.

Lo suyo es subir primero por las escaleras que dan a la primera planta y visitar esa primera parte del museo. 

Allí verás a un hombre que lleva un montón de botellas de vidrio de varios tipos a sus espaldas. A principios del siglo XVIII fue una industria que se desarrolló fuerte en la región y este hombre era quien iba casa por casa vendiendo sus productos. 


Relojes. ¿Sabías que la carreteras alemana de los relojes atraviesa buena parte de la Selva Negra? Y es que además de que los relojes de cuco fueron inventados en estos bosques su fabricación y reparación era muy común y necesaria. Cosa que hizo crecer rápidamente también esta industria. En esta primera planta verás los relojes de cuco y otros muchos relojes de pared.


La sala de conferencias. Me dirás que no es una joya. En ella se realizan sobre todo conciertos de piano y otros instrumentos musicales.

Historia del Monasterio. Al fondo, detrás de unas escaleras más modernas, se encuentran las salas donde muestran diferentes objetos del Monasterio. Cartas antiguas, trajes, instrumentos musicales, cuadros con imágenes de los Prebostes que allí estaban al cargo... Sencillez ante todo.


Segunda planta

Es el momento de meterte de lleno en la historia del Sankt Märgen y sus alrededores.

La cuerda, los antiguos colegios, los caballos de tiro y los de la raza especial de la Selva Negra, diferentes objetos de la vida diaria de los habitantes del pueblo, herramientas... 


También una sala especial donde tocan temas como la I y II Guerra Mundial, la época de cuando estuvieron los austriacos por la zona, el castillo de Wiesneck, el corte de la madera, el vidrio, la ganadería...



Verás una imagen curiosa también. Una señora mayor sentada vestida con muchos ropajes, un sombrero y que fuma pipa. Es muy famosa en la región, o más bien lo era. Ya que es una mujer que vivió en la región entre los siglos XIX y XX y que era conocida como la "Bruja de la Candelaria"

Algún día te hablaré de las brujas que vivieron por la zona y muchas historias y leyendas que de ellas.

Y relojes. Más relojes. Pero esta vez se centran en un hombre, llamado Andreas Löffler, nacido en Sankt Märgen, y que con 23 años de edad cogió sus relojes y se fue a Londres a trabajar. Fue la persona que internacionalizó los relojes de la Selva Negra, llevándolos más adelantes a países como Rusia, Francia, Holanda, Italia o España.

Un ilustre vecino del pueblo sin duda. Y ahí le tienen, en el museo con su mochila de relojero antes de partir al extranjero.


Hay una buena muestra en una de las salas de estos relojes. Preciosos.

El recorrido termina en la planta baja

Pero antes de irte no te vayas sin ver la sala en honor al tallador y escultor del Monasterio, Mathias Faller. Sus obras de arte son espectaculares. Además, unas pinturas antiguas de la Selva Negra, en especial del pueblo te trasladarán a otros tiempos.


Para terminar, en el pasillo que te conduce de nuevo al punto de inicio hay una pequeña colección de trajes típicos de la Selva Negra y sobre todo de la región y de las antiguas granjas de Sankt Märgen.

Horarios y precio de la entrada

Para este 2018. Temporada abierta del 6 de mayo al 4 de noviembre:

  • Miércoles y jueves, de 10 a 13 horas
  • Viernes, de 14 a 17 horas

Los domingos y festivos durante todo el año, el museo estará abierto de 10 a 13 horas.

 

En cuanto a precios:

  • Mayores de 16 años, 6€
  • Niños hasta 15 años, gratis

¿Y te lo vas a perder? ;)

Escribir comentario

Comentarios: 0