Schiltach: Museo de la madera

Madera. Qué decir de una región como la Selva Negra, repleta de bosques. Antiguamente era una incluso más, los bosques no dejaban ver la luz del sol y todo todo era bosque. Pero claro, la madera puede convertirse en negocio y más si se trata y se corta de la mejor manera. Por eso este museo en Schiltach, un pueblo rodeado de bosques y con un río, el Kinzig, que permitía transportar esos grandes troncos fuera de la Selva Negra.

El museo en sí consta de cuatro partes:

  • El edificio principal, donde se representa a aquellos balseros que con enormes troncos fabricaban grandes barcazas de más de 70-80 metros de largo y los transportaban a través del río Kinzig hasta Estrasburgo en Francia, donde cambiaban de rumbo dirección norte por el Rin. Fue una tradición y un trabajo que se mantuvo hasta finales del siglo XIX.
  • El molino. Fuera, entre los edificios de este museo, se encuentra el molino de agua que gracias a las aguas bravas de por aquel entonces río Kinzig, movía con fuerza esa enorme rueda y accionaba el mecanismo de ejes y poleas para así cortar madera y trabajarla para por ejemplo crear pieles.
  • El edificio de la cordelería y pieles. Gracias a la madera se podían trabajar bien estas dos técnicas, por ello fue una industria secundaria a la del corte de la madera que evolucionó en esta región.
  • La sierra. Justo encima del edificio principal se encuentra el gran mecanismo de corte de la madera. Esto te lo podrás encontrar también en muchos lugares en estos bosques y en el museo al aire libre de la Selva Negra, "Vogtsbauernhof". Este en concreto data del año 1834.

Información útil sobre el museo

El museo se encuentra en la calle principal de Schiltach, la llamada Hauptstrasse. Justo en frente de la iglesia.

 

Horarios de apertura:

  • De abril a octubre, de 11 a 17 horas

Entrada gratuita, aunque siempre está bien dejar algo de propina al trabajador/trabajadora que hay en el edificio principal ;)


¿Y te lo vas a perder? ;)

Escribir comentario

Comentarios: 0