Museo al aire libre: Tren antiguo de Schiltach

La Selva Negra está repleta de museos... y de museos al aire libre que merecen la pena una visita. Entre ellos este, el que nos habla de las dos línea ferroviarias que unían antiguamente los pueblos de Hausach, Schiltach, Schramberg y Freudenstadt. Como verás, un pequeño tren de principio del siglo XIX te espera:

Este pequeño museo al aire libre, gratuito por cierto, se encuentra muy cerquita de la estación de trenes de Schiltach. Me refiero a la principal (Schiltach HBF), que aún siendo la principal está más alejada de la ciudad que la que "Schiltach-Mitte", la parada que más cerca está del centro. Curioso.

Allí verás un precioso tren de color rojo muy llamativo  que durante décadas transportó a muchísimos viajeros, trabajadores de las fábricas del valle y habitantes de los pueblos cercanos. 

Su historia, la del tren y la de las vías en general de las dos líneas ferroviarias vienen de lejos. Concretamente de finales del siglo XIX.

  • La vía Hausach - Schiltach - Freudenstadt se terminó de construir en 1886
  • La vía Schiltach - Schramberg se terminó en cambio en 1892

Hay una gran diferencia entre ambas, a pesar de que la idea era la de transportar viajeros. A los pocos años de comenzar a andar, se dieron cuenta que la línea de Hausach - Schiltach - Freudenstadt se estaba convirtiendo más en una vía de mercancías que una de pasajeros. La madera, que hasta aquel entonces se transportaba por medio de balsas por el río Kinzig, pasó a hacerse en trenes, cosa que hizo que esta tradición centenaria poco a poco finalizara.

Tanto era el flujo de trenes de mercancías que el tren de pasajeros quedó prácticamente absorbido a mediados del siglo XX, y los viajeros decidieron utilizar las líneas de autobús. 

Así fue hasta la década de 1960. Se cambió el modelo y se favoreció al transporte de pasajeros. Desde entonces, son miles y miles los viajeros que llegan en tren a Schiltach a disfrutar de un pueblo de cuento.


La otra línea, la de Schiltach - Schramberg, no corrió tanta suerte y a día de hoy ya no existe. Se quitaron las vías y se suprimieron por carriles bici. Una pena, ya que ese trayecto fue super importante para los habitantes de los dos pueblos, ya que durante el siglo XX había un montón de fábricas en ese valle, sobre todo las que eran utilizadas para la construcción de relojes.

El último servicio de esta línea fue en abril de 1990.

Para entrar a visitar por dentro el espectacular tren rojo, llamado "Roter Brummer", tendrás que contratar a un guía en la oficina de turismo de Schiltach. Esto solo merece la pena si eres un amante de los trenes.

Muy cerca de este museo al aire libre, verás un puente de acero precioso. Es único en el sur Alemania.

Fue construido entre 1891 y 1892 y formaba parte de la vía ferroviaria Schiltach - Schramberg. Lo dicho, una maravilla muy bien renovada y conservada.

¿Y te lo vas a perder? ;)

¿Dónde está este museo?

Se encuentra muy cera de la Estación de trenes de Schiltach (Schiltach Hauptbahnhof)


Escribir comentario

Comentarios: 0