Otoño en la Selva Negra

- - SIETE motivos para descubrir la Selva Negra - -

Ha comenzado, para mí, la mejor época del año para visitar la Selva Negra,

¡El otoño ha llegado!

Con estos SIETE motivos te voy a intentar convencer para que vengas durante estos meses a visitar, recorrer y descubrir la Selva Negra de Alemania:

1. El colorido de los bosques

Y es que nada más empezar septiembre ya se empieza a notar la caída de las hojas y el cambio de color de árboles caducifolios como los robles y hayas, mientras que los abetos (abundantes en la Selva Negra) conservan sus verdes oscuros durante toda la época otoñal. 

 

Esa mezcla de colores amarillentos, amarronados y verdes vivos hacen de la Selva Negra un paisaje espectacular. 

2. Practica senderismo y bicicleta

Unas temperaturas mínimas que rondan los diez-quince grados en septiembre, los cinco-diez grados en octubre, y los cero-cinco grados en noviembre y diciembre; y unas máximas de veinte grados en septiembre, quince grados en octubre, diez grados en noviembre y cinco grados en diciembre, hacen que esta época sea ideal para hacer senderismo o coger la bicicleta y adentrarse al interior de los bosques. 

Las hojas, al caer, hacen que los caminos se estrechen y pasees rodeado de preciosos colores en el suelo. Algo maravilloso.

¡Ojo! También es época de lluvias, abundantes nieblas y días grises... pero eso también le da su encanto, ¿no?

3. Disfruta de las "Weinfeste"

El otoño es época también de las llamadas "Weinfeste", las fiestas del vino. Multitud de pueblos y ciudades celebran en sus calles estas típicas fiestas donde el vino y la rica gastronomía de la región sirven para atraer a mogollón de turistas de todas partes. 

 

Todo ello acompañado de buena música y un ambiente que anima a perderte entre la gente y conocer su cultura y costumbres.

4. ¡A la rica cerveza del Oktoberfest!

Y es que además del vino, también la cerveza es la protagonista durante estas semanas. Y no solo en Múnich. En la Selva Negra se celebra, y mucho, esta gran fiesta alemana.

 

¿ Y te las vas a perder?

5. Chrysanthema de Lahr

Para mí, la mejor fiesta del otoño en la Selva Negra. La ciudad de Lahr, situada entre Offenburg y Friburgo, a la entrada del valle de Schutter, se convierte durante más de veinte días en un festival callejero de música, gastronomía y mucho, mucho color, ya que la ciudad se viste de flores por todas sus esquinas.

¿Y qué se celebra? Pues el otoño. Los habitantes de Lahr viven con intensidad esta época, ya que desde 1993 se ha convertido en la mayor tradición de la región, cosa que atrae a muchos comerciantes y turistas. 

6. Pasa "miedo" en Halloween

Serán muchos los lugares por toda la Selva Negra donde se celebre la fiesta de Halloween a finales del mes de octubre. En especial en el parque de atracciones "Europa-Park", en el pueblo de Rust, a medio camino entre Friburgo y Offenburg.

7. Vuelven los mercadillos de Navidad

A finales del mes de noviembre regresan, como cada año, los espectaculares mercadillos de Navidad a la Selva Negra. Será la última gran celebración del otoño y ya casi casi te meterá de lleno en el frío invierno alemán. 

 

Como cada año, "Caminando entre bosques" te dará todas las fechas y lugares donde habrá mercadillos de Navidad durante este año. Pueblos, ciudades, en medio de la naturaleza, en cuevas, bajo puentes históricos... 

Lo dicho, este otoño visita y descubre la Selva Negra alemana...

¿te atreverás? ;)

Comentarios: 0