Friburgo: Nuevo Ayuntamiento

Es la primera mirada que echarás cuando te encuentras en la Plaza del Ayuntamiento. Pero, ¿a cuál de los dos? Al "nuevo". Sí, a ese de color blanco. Una joya arquitectónica con casi quinientos años a sus espaldas.

Te presento, el Nuevo Ayuntamiento de Friburgo:

Fue construido entre 1539 y 1545 como residencia privada para un médico de la ciudad. Pero no, no pienses que era un casoplón como el que es ahora en la actualidad. Era para que te hagas una idea, si dividiéramos el ayuntamiento en dos: pues la mitad izquierda (si lo miras de frente). La otra mitad era propiedad de otra familia, llamada (Haus zum Phönix).

La Universidad de Friburgo adquirió la "Haus zum Phönix" en 1595, y le compró la otra al médico. Para unir ambos edificios se edificó un pórtico columnado y decorado a dos aguas. Y ale, ya tenemos un bonito y gran edificio de universidad.


Durante más de 300 años fue propiedad de la Universidad, aunque algunas de sus facultades allí instaladas se fueron mudando a otras partes de la ciudad con el paso del tiempo. Cada vez venían más universitarios a la ciudad y algunos edificios se quedaban pequeños.

La última facultad en abandonar este complejo fue la de Medicina, en el año 1867. Y eso ya fue un punto de inflexión. ¿Qué hacemos con el edificio?

Algunos inversores privados se interesaron muy mucho por él, e incluso ofertaron grandes cantidades de dinero. Pero tras mucho pensarlo, la ciudad tomó una decisión: no iba a permitir que una finca tan céntrica la destruyeran para así especular sobre el suelo. Además también estaba el factor emocional. Desprenderse de tantos años de historia en un abrir y cerrar de ojos sería un auténtico error.

Por tanto, en el año 1896 la ciudad compró todo el complejo de edificios, por 140 Marcos de oro. Y tras cinco años de reformas, en 1901 abrió de nuevo sus puertas pero como el Nuevo Ayuntamiento de Friburgo.

Durante esa época de obras y reformas, se añadió uno de los tesoros que aún se mantiene en la actualidad. Una torre para albergar el reloj y unas campanas.

  • El reloj fue encargado a una de las familias más importantes de la región, debido a que la tradición relojera de la Selva Negra es famosa en todo el mundo.
  • Las campanas se pidieron a la vecina Francia, concretamente a la preciosa ciudad de Colmar. Era un juego de 24 campanas con un peso total de unos 400 kg. 

Se inauguró con una preciosa ceremonia musical el 14 de octubre de 1901 y desde entonces, y durante casi todos los días (exceptuando tiempos de guerra) las campanas siguen sonando enérgicamente a las 12 de la mañana.


En la esquina izquierda del Ayuntamiento (si miras de frente a él), verás que hay un ventanal que da a una calle muy comercial. Pues bien, debajo de él hay una escultura bastante curiosa. Un unicornio "atacando" a una mujer vestida de manera contemporánea. Aviso que la figura está incompleta porque le falta el "Putti", un niño desnudo y alado.

El artista quiso darle una interpretación teológica: El unicornio (la palabra de Dios) huye al vientre de la Virgen pura (Maria, la señora de la imagen). El "Putti", que falta en la imagen, se equipararía entonces al Ángel de la proclamación.

Sobre el unicornio hay una placa que dice:

"La virtud se entroniza en lo alto, la recompensa gloriosa se entroniza conscientemente, porque no gana la maldad, ni el que se escabulle en las tinieblas. La única salvación es el unicornio y, participando de él, la Virgen: la fe terrenal".

El ayuntamiento cuenta con un teatro, en su fachada izquierda. Fue en su día la sala de conferencias de la facultad de medicina, y hoy en día se representan en él las mejores obras de teatro de la ciudad. 

Y el patio interior, en los meses de verano, se convierte a veces en una sala de cine al aire libre.

Y a la derecha del Ayuntamiento, un puente que lo une a otro edificio: El viejo ayuntamiento.

Escribir comentario

Comentarios: 0