Feldsee, un paseo de otoño por el lago

Uno de esos lugares increíblemente bellos en la Selva Negra es el Feldsee, un pequeño lago dentro del área de influencia del Feldberg, la montaña más alta de estos bosques. Es destino de muchos aventureros y aventureras que ya sea a pie o en bicicleta, les encanta llegar hasta él, rodearlo y hacer un picnic en su orilla antes de continuar su camino. ¿Te animas a descubrirlo? ;)

Un paseo de otoño por el lago

Seguramente si ya has visitado la Selva Negra, habrás subido hasta la cima del Monte Seebuck (el segundo con más altura gracias a sus 1448 metros) caminando desde la zona de restauración, hoteles y la Casa de la Naturaleza (Haus der Natur) que se encuentra en el Monte Feldberg. También existe un funicular que te deja allí arriba.

Si lo has hecho, habrás llegado a un enorme faro, que hoy en día es un excelente mirador y en su primera planta encontrarás el museo del jamón de la Selva Negra, y más allá una pirámide de piedras donde la cara de Bismarck presta atención a Alemania y a Francia. 

Pues bien, desde este punto, seguro que puesto tu mirada en dirección... la inmensidad, ya que las vistas desde allí arriba son espectaculares. La Selva Negra a tus pies. Y claro, seguramente tus ojos se centraron sobretodo en un lugar, ese pequeño lago que parece una maravilla desde ahí...


Ah!... ¿eres de los que aún no ha visitado la Selva Negra o de los que no ha subido hasta aquí? Pues nada nada, es hora de apuntarse este lugar como imprescindible para tu próximo viaje o escapada a estos bosques ;)

Antes de bajar al lago, siempre recomiendo subir primero hasta aquí para verlo desde lo alto.

Una vez visto el paisaje desde el Seebuck, hay dos opciones. Continuar hasta la cima del Feldberg (esas antenas de que ves al fondo) o bajar de manera directa al lago. Si eliges esta segunda opción deberás primero regresar a la zona de restauración y hoteles del Feldberg, vía funicular o a pie, y por uno de sus extremos, pasado la base del funicular, descender hasta lago. 

Este camino de más menos un kilómetros es el mismo que harás luego en subida para regresar...


Como podrás ver, el camino está rodeado de bellos ejemplares de hayas y abetos en su mayoría, habiendo muy poquitos arces (sí, ese árbol símbolo de Canadá, ya que una de sus hojas aparece en su bandera). Además, presta atención al suelo, ya que en varios tramos hat rocas de granito y las hojas caídas pueden dificultar su visión.


Y ya estarás en el lago. 

Mi recomendación es siempre en este punto, rodearlo siguiendo las agujas del reloj, por tanto gira a izquierdas y disfruta...


Una vez llegues a su extremo más al sur, verás como una pequeña llanura se abre paso entre tanto bosque y nos permite ver el lago desde otro punto de vista.

Es aquí además, donde el lago recibe las aguas de los riachuelos que caen por la ladera que hay tu espalda y lo "alimenta".



Una vez has cruzado el puente de madera que ves en la imagen, el camino te lleva de nuevo al bosque para sí continuar rodeando el lago por su lado oeste. Desde aquí, empezarás a observar, si miras hacia arriba, el Monumento a Bismarck en lo alto de lo montaña.


Llegado a este punto, que es donde la gente suele descansar y pasar más tiempo, tienes tres opciones...

  1. "Perderte" por los bosques de la Selva Negra
  2. Continuar unos 500 metros hasta una granja cercana, hoy convertida en hotel y restaurante, donde podrás tomarte una rica cerveza en su terraza o "Biergarten"
  3. Regresar al punto de inicio
Opción UNO
Opción UNO
Opción DOS
Opción DOS
Opción TRES
Opción TRES

¿Te gustaría hacer una ruta de senderismo, guiada en español por un profesional, y visitar este lugar? La distancia es de unos 11 kilómetros y el nivel de dificultad es bajo-moderado, ideal para grupos, familias... Aquí tienes el enlace con toda la info que necesitas saber sobre la ruta:


¿Y te lo vas a perder?

Escribir comentario

Comentarios: 0