Ruinas del castillo de Landeck

Con las ruinas del castillo de Landeck estreno nueva sección en el blog, esta vez para descubrir mucha de la historia de la Selva Negra, a través de lo que en su tiempo fueron auténticas joyas defensivas.

A medida que te vas acercando, verás como su estructura en ruinas destaca sobre todo lo que hay a su alrededor, ya que se alza en un pequeño alto de 283 metros sobre el nivel del mar. Pero antes de presentártelo de cerca, te digo donde está y cómo llegar a el.

¿Cómo llegar?

El castillo pertenece al pueblo de Landeck, perteneciente a su vez al pueblo de Teningen, al norte de Freiburg y a unos 20 kilómetros del mismo.

En coche: La carretera K5136 pasa por Landeck y nace en Mundingen, en la carretera nacional que une Freiburg y Offenburg.

Andando o en bici: Multitud de caminos pasan por la zona, por tanto...¡piérdete por ellos y llega al castillo como si lo fueras a conquistar!


En tren: La línea que une las ciudades deOffenburg y Freiburg tiene parada en Teningen-Mundingen, la más cercana al castillo. Lo malo que tiene esta estación es que no todos los trenes hacen parada allí, por tanto deberás estar atento a los trenes que sí lo hagan.

La otra opción es bajarse en Emmendingen.

Desde la estación de Teningen-Mundingen al castillo hay unos tres kilómetros y medio de caminata; desde Emmendingen 6,5 kilómetros. 

Desde ambas estaciones, podrás coger el autobús 211 que tiene parada en la puerta del castillo.

Y ahora que ya sebes como llegar, hablemos un poco de su historia:

Historia del castillo:

Fue construido en el año 1250 por los hermanos Walter y Heinrich de Geroldseck, como protección del cercano Monasterio que existía en aquella época, el de Schuttern.

Fue en el año 1300 cuando vendieron el castillo al que fue alcalde de Friburgo en aquellos tiempos, Johann Snewelin.

Durante los próximos dos siglos pasó a manos de diferentes dueños. Heinrich von Rappolstein, Henry de Wiesneck, Hanman,... son algunos de los hombres que gobernaron en estas tierras. 

Así hasta 1525 que fue destruido en la guerra de los campesinos.

Desde entonces su estado es ruinoso, aunque se han mantenido en pie algunas partes del mismo, también gracias a los trabajos de los vecinos del pueblo. 

 

Hoy en día lo podemos ver así:

El castillo hoy en día:

A medida que me acerco, voy subiendo el pequeño alto donde el castillo está situado. Siguiendo la carretera que le rodea, llego a la entrada.

Pronto se ve que el castillo se divide en dos zonas, bien diferenciadas. Una, al norte, que es el palacio y otra, al sur, la capilla. Me meto de lleno en el palacio.

Palacio:

Antes de subir las escaleras al palacio, te encontrarás con un monumento en recuerdo a las victimas de la Primera y Segunda Guerra Mundial, habitantes de la zona.

El palacio constaba de tres plantas, sótano, salón y sala de representaciones, y habitaciones. Podrás ver el lugar exacto donde estaba la chimenea de este edificio del castillo. A la derecha una escalera te sube rodeando el palacio, donde al final tendrás unas vistas espectaculares de toda la zona.

De camino a la segunda parte del castillo, la capilla, me topo con una zona central donde si te giras podrás admirar el palacio de esta manera:

Capilla:

Esta zona esta dividida en una zona verde de recreo, donde tienes las mejores vistas de toda la zona cercana al castillo, y la otra, la capilla en ruinas. Entro a la zona sur del castillo:

La capilla formó parte de la zona más defensiva de la muralla sur. Tuvo dos plantas, el sótano y el coro de la nave, donde varios arcos se mantienen aún en pie.

Y las vistas son, sencillamente, espectaculares...

Como ves, aunque está en ruinas, es un lugar precioso. Por tanto lo recomiendo, no como visita imprescindible si vienes a la Selva Negra, pero sí como visita si dispones de muchos días por estos bosques. Y si vives por la zona, tienes que verlo sí o sí.

El tiempo en el Landeck

¿Vas a visitar el castillo y no sabes el tiempo que te vas a encontrar? No te preocupes, aquí te lo muestro actualizado cada día.

Quizás también te interese leer...


Comentarios: 0