Freiburg en invierno

Lo duro del invierno a Alemania llega después de las navidades. En las calles de las ciudades ya no se respira ese ambiente festivo debido a los mercadillos de navidad. Regresa la calma. Los árboles desnudos, el frío, la lluvia... e incluso la nieve. Pero sabes qué, Freiburg sigue siendo igual de bonita, igual de espectacular por sus cuatro costados e igual de mágica. Y para prueba, estas imágenes de la ciudad un domingo cualquiera en pleno invierno...

La Catedral y su plaza

Tardaron más de trescientos años en terminarla y no es para menos viendo el magnífico resultado final. 

 

Su torre fue, durante muchos años, la torre de iglesia más alta del mundo con sus 116 metros.

 

Algunos edificios históricos, levantados de nuevo tras el paso de la II Guerra Mundial, son de gran belleza. Como la Kaufhaus, el Alte Wache o la Kornhaus



Teatro, universidad y biblioteca


Freiburg es ciudad universitaria por excelencia. El famoso edificio de la universidad data de 1457 y a él siguen llegando alumnos cada año de cualquier parte del mundo. 

 

El edificio acristalado es la biblioteca, acristalada por fuera y asediada por bicicletas a su alrededor. 

 

La iglesia de la universidad está levantada sobre uno de los canales de la ciudad. Como ves, una pequeña cascada hace de "acceso" a este lugar de culto.

 

Y como no, el teatro de la ciudad y la propia plaza, llamada de la Antigua Sinagoga porque ahí se encontraba dicho edificio hasta que pasó lo que pasó en esos años oscuros de la alemana nazi. - -Ya te contaré todo esto de una manera más detallada más adelante - - . Hoy en día se la recuerda gracias a la silueta de la sinagoga que, en forma de fuente o de medio piscina, se encuentra en la plaza. 


Dos pequeños pulmones de Freiburg, el jardín de la ciudad y el museo Colombi

El jardín de la ciudad, al norte del casco histórico, es un lugar perfecto para relajarse, pasear, jugar en sus amplias zonas verdes... Desde allí sale el pequeño funicular que te acerca a la montaña del castillo (no te emociones que castillo poco queda ya...) y además desde este gran parque se tiene una vista espectacular de la torre de la catedral.

 

El Museo Colombi, hoy en día convertido en museo de arqueología de la ciudad, tiene pasado español y, aunque sus alrededores actualmente estén en obras debido a las nuevas líneas de tranvía de Freiburg, en los meses de verano es ideal para tumbarse bajo el sol en medio de la ciudad. Además, hay unas cepas de vino que le dan un toque a este rincón. 


Estación de trenes y alrededores

Si visitas Freiburg, ten por seguro que en cualquier momento pisarás esta zona de la estación de trenes dado que en las ciudades alemanes parece que todo gira en torno a estos lugares.

Aquí encontrarás: 

  • Un puente azul, transitable solo para ciclistas y peatones.
  • Unas preciosas vistas de las montañas que rodean por el este y sur la ciudad.
  • Una iglesia la "Herz-Jesu-Kirche" , la del "Corazón de Jesús".
  • La casa de conciertos, "Konzerthaus", con sus grandes columnas. 


Su pasado medieval

Dos puertas medievales de entrada a la ciudad se conservan aún en pie, a pesar de los años. Y mira que las han querido tirar eh, pero al final hasta han sido renovadas y agrandadas... Son la "Martinstor", al sur, y la "Schwabentor" al este.


Otros rincones de la ciudad

Freiburg está llena de eso, de bonitos rincones donde perderse, donde disfrutar de cada momento sin parar de observar a cada lado. Freiburg es agua, como lo demuestran sus grandes y pequeños canales. Freiburg es historia, con curiosas ruinas repartidas por la ciudad. Freiburg es casual, llena de vida, con detalles que la diferencian y repleta de grandes momentos que se recuerdan día sí, día también. Freiburg es esto y mucho más...



El río

El Dreisam es el río que atraviesa la ciudad. En verano es "la playa", mientras que en invierno es perfecto para caminar o montar en bicicleta por los caminos que hay en sus orillas. Además, la famosa fábrica de cervezas Ganter se encuentra pegada a él. 


Esta ha sido una pequeña presentación de Freiburg, ya que la ciudad es muuucho más. Faltan sus museos, las vistas desde la montaña del castillo, algunas iglesias importantes, calles de cuento... Pero bueno, eso vendrá en otro capítulo ;)

 

¿Te animas a conocer la ciudad en invierno?

Escribir comentario

Comentarios: 0