Castillos en Selva Negra: Burg Alt-Hornberg

Cuesta difícil distinguir o incluso cuesta llegar a creer que en unas grandes rocas situadas a 786 metros de altitud en pleno Valle del Gutach hubiera un castillo. Y es que si te animas a descubrirlo, te aseguro que si no es por el cartel informativo que hay en el camino, no te darías cuenta que tus pies pisan historia pura de Selva Negra.

Te cuento cosillas del Burg Alt-Hornberg.

Poco queda ya del primer castillo que hubo en el Valle del Gutach. Y es que el paso del tiempo, las guerras y el no querer reconstruirlo ni mantenerlo, hizo de este lugar un conjunto de rocas superpuestas que hoy en día son más un mirador excelente que otra cosa.

Fue construido alrededor del año 1100 (se desconoce la fecha exacta) por un tal Adalbert von Ellerbach. Este señor no provenía de Selva Negra, si no de un pueblo a casi 170 kilómetros llamado Erbach, a orillas del Danubio y muy cerca de la ciudad de Ulm. Resulta que Adalbert visitó el cercano monasterio benedictino de San Jorge (St. Georgen) y fue en ese momento cuando el Rey Enrique IV le encargó que se estableciera en Selva Negra. ¿Por qué? El monarca quería una mejor conexión entre la ciudad de Villingen y el Valle del Kinzig

Para ello adquirió primeramente unas tierras en una pequeña aldea llamada Gremmelsbach y años después levantó el castillo. 

La mejor conexión, gracias a los caminos que durante años la familia Ellerbach construyó, se convirtió, además, con el paso del tiempo en un negocio. El hecho de erigir el castillo les otorgó poder, y desde entonces cada comerciante que cruzaba el Valle del Gutach tenía que pagar tributo en una especie de aduana. Se hicieron con el control de la ruta comercial.

Esta rama de la familia Ellerbach decidió cambiar de nombre y llamarse desde el año 1111 Hornberg. Y Adalbert fue conocido como Barón de Hornberg. Tal fue su importancia en la región que existieron como tal hasta 1423.

Por cierto, Adalbert murió en 1127 y desde entonces sus restos descansan en el anteriormente citado monasterio de St. Georgen.

Cien años después el Burg Alt-Hornberg perdió mucha de su importancia y pasó a formar parte de una fortaleza secundaria para la familia Hornberg. Y es que en ese siglo XIII decidieron establecerse más abajo en el valle. Construyeron un nuevo castillo en el que hoy en día es el pueblo de Hornberg.

Una rama lateral de los Hornberg se quedaron habitando el primer castillo y fue así durante cientos de años. 

Fue así hasta que los gobernantes de Estrasburgo en la primera mitad del siglo XV, cansados de las protestas de los comerciantes que llegaban a la ciudad y les hablaban de las grandes cargas que debían abonar a los Hornberg cada vez que cruzaban por el Valle del Gutach, decidieron intervenir. ¿Cómo? Llevando sus tropas hasta el corazón de Selva Negra y destruir todas las posesiones de la familia Hornberg. Entre ellas, el Burg Alt-Hornberg.

Esto provocó el declive total de esta familia que controló toda esta región durante cientos de años. Decidieron vender lo poco que les quedaba a los Condes de Württemberg. Ellos, reconstruyeron el Burg Alt-Hornberg. 

El final definitivo de este castillo ocurrió el 4 de marzo de 1641. Europa, y más concretamente la actual Alemania (geográficamente hablando) fue el campo de batalla de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648). Los suecos ese día ya al final del invierno quemaron y destruyeron por completo el Burg Alt-Hornberg y nunca más se volvió a edificar.

Como antes te decía hoy en día es más un mirador que las ruinas de un castillo. Pero eso sí, los lugareños de los pueblos de Hornberg y Triberg le tienen mucho cariño a este lugar. Ambos pueblos dicen que este castillo fue el inicio de su fundación gracias a la ramificación de la familia Ellerbach.


Llegar hasta él no es posible hacerlo en coche. El aparcamiento más cercano está en la cercana aldea que lleva el mismo nombre que el castillo: Althornberg. Pero deberás caminar sí o sí un buen trecho hasta llegar finalmente a él. 

Y ya que caminas, mejor hacerlo como tiene que ser. Y es que yo, además de escribir en este blog soy guía de senderismo, Trekking y actividades culturales en Selva Negra. Por tanto anímate a pasar conmigo una genial mañana haciendo una ruta de senderismo que nos llevará hasta este castillo. 

En la web de empresa de este blog: www.aventura-selvanegra.com tienes todas las actividades que hacemos, incluida ésta de Hornberg. ¿Te animas? ¡El equipo de Aventura - Selva Negra te espera! ;)

Comparte este artículo ;)

Escribir comentario

Comentarios: 0