Cascadas de Todtnau en otoño

La naturaleza de la Selva Negra es tan maravillosa, que pasar unos días en otoño por estos montes, seguro seguro será uno de los mejores regalos visuales que te puedes llevar de vuelta a casa. Y para prueba, estas cascadas. Son las de Todtnau, a medio camino entre la ciudad de Freiburg (Friburgo) y el Monte Feldberg. ¿Te animas a llegar hasta ellas atravesando espectaculares bosques de hayas, arces y abetos? ;)

La mayoría de personas que visitan o se escapan unos días a conocer la Selva Negra y quieren visitar estas cascadas, aparcan el coche en su entrada principal (donde hay un pequeño kiosko donde poder comprar souvenirs y llenar el estómago), y solo caminan unos 500 metros hasta que se topan de frente con el gran salto de la cascada. Y eso está muy bien. Yo soy el primero que lo ha hecho muchas veces. Pero esta vez, toca mostrarte otro camino... 


Para ello deberás aparcar tu coche, o venir en autobús desde lugares como Titisee, Feldberg o Friburgo, en el mismo pueblo de Todtnau (el de la iglesia que ves en la imagen). Y allí, comenzar la ruta por caminos como el de la otra imagen y éstas que tienes aquí abajo:


Sin duda disfrutarás mucho más de estos bosques y conocerás más lo que en verdad es la Selva Negra. Y además, harás un poco de ejercicio, ya que cuestas "haberlas haylas".

Dependiendo del camino que elijas, algunos te llevarán directamente a la parte alta de las cascadas y otros a la parte baja. A veces parece un pequeño laberinto, por eso si no quieres perderte te aconsejo que te animes a contactar conmigo, puedo ser tu guía durante el recorrido ;)

*Soy guía oficial con licencia en vigor.


Las cascadas son en total unos 97 metros de caída, repartidos en varios tramos atravesados por puentes para que puedas llegar a todos ellos. Si lo hiciéramos desde abajo el recorrido, empezaríamos justo donde cae el gran salto de todos, de unos 60 metros.


Desde ahí empezaríamos a ascender por el lado izquierdo de las cascadas. Por donde verás que hay una pequeña caseta que hace las veces de mirador y de lugar donde resguardarse de la lluvia.

La subida, hasta lo más alto que tu vista alcanza desde ese punto, es por unas maravillosas escaleras con vistas a la cascada.



Una vez acaben las escaleras, llegarás a un puente que cruza el río y desde donde tienes más y mejores vistas de los alrededores...


Si te das la vuelta verás un tramo donde el río se relaja y que es ideal para sentarse en cualquiera de sus orillas y hacer un picnic, justo delante de uno de los saltos de agua más bonitos de la cascada, sino el que más.


Muchos en este punto se piensan muy mucho si continuar hacia arriba, dirección Todtnauberg, o ya regresar. Venga, anímate y sube, son sólo unos metros más. Quizás no hasta el pueblo, pero sí hasta ver tooooda la cascada. Este paisaje te estará esperando...


¿Y te las vas a perder? ;)

Antes de terminar el artículo me gustaría hablaros de un tema muy muy importante. Y es que habrás podido ver en las imágenes que la cascada baja con muy poca agua en comparación a otras épocas o incluso en comparación a otros otoños. Sí, estamos pasando una gran sequía en la Selva Negra en este 2018, y esto se nota muy mucho en los ríos y en el campo. 

Según dicen, es la peor sequía en la Selva Negra desde la década de los años 50´...


¿Te animas el próximo jueves 1 de noviembre, día festivo en Alemania, a participar de la caminata guiada en español por estas cascadas? ¡Allí te esper0! :)

Más info de la ruta e inscripciones en:


Escribir comentario

Comentarios: 0