Un día cualquiera de invierno por el Kaiserstuhl

Si hay una región perfecta de la que disfrutar en estos meses fríos de invierno es el Kaiserstuhl. Su perfecta ubicación, entre la ciudad de Freiburg (Selva Negra) y el río Rin, hace de ella un lugar muy a tener en cuenta para descubrir. Preciosos pueblos como Endingen o Breisach, vistas espectaculares desde sus puntos más altos de la Alsacia, Selva Negra y llanura del Rin, unos vinos excelentes, unas sendas espectaculares... En definitiva, una región por la que perderse los 365 días del año.

Te presentamos, el Kaiserstuhl en invierno:

En ruta por el Kaisertuhlpfad

Una de las mejores rutas de senderismo en esta pequeña región es el Kaiserthulpfad. Está catalogado aquí en Alemania como "Qualitätsweg", algo así como un camino de calidad, y sí, tiene todo lo que tiene que tener para que le hayan calificado de tal manera. 

Son en total unos 22 kilómetros que cruzan de norte a sur, o de sur a norte según sea la dirección en la que la hagas, desde el pueblo de Endingen hasta Ihringen.

Pueblos preciosos

En esta ruta pasarás por pueblos dedicados a la agricultura, a la ganadería y cómo no al vino. Además Endingen, al ser tan bonito y gracias a que conserva un patrimonio cultural increíble hace que a él lleguen muchos turistas para perderse así entre sus calles medievales.


Otro pueblo que nos llamó la atención fue Bickensohl. Está rodeado de viñedos en las laderas de las pequeñas colinas que le rodean y bajo de ellas se esconden mogollón de cavidades o pequeñas cuevas que sirven como almacenes donde guardar el vino. Hay una ruta específica para verlas todas.

Y al final de la ruta, Ihringen. Es el pueblo más caluroso y con más horas de sol al año de toda Alemania. También está rodeado de viñedos, y para llegar hasta su centro histórico primero deberás rodear buena parte de ellos.

Katharinenkapelle

Esta capilla situada en lo alto de la cuarta colina más grande de esta región con sus 493 metros, fue levantada en el lugar donde había otra más pequeña construida allá por el año 1402. Es lugar de peregrinación todos los 25 de noviembre por los habitantes de Endingen y de algunos pueblos cercanos. Sus vistas desde lo alto son espectaculares.


Miradores

Hay dos torres-miradores que si te subes a ellas podrás tener unas vistas increíbles de toda esta región, de las montañas de la Selva Negra, de la ciudad de Freiburg, de los Vosgos franceses y de la Llanura del Rin. Son la Eichelspitzturm y la Neunlindenturm, esta última sobre la colina más alta del Kaiserstuhl (557 metros). Aquí os dejamos con imágenes de esta última:


Viñedos

Si eres amante y te encanta los vinos, este es tu sitio. Como verás, la ruta pasa por muchos de los numerosos viñedos que pueblan las colinas del Kaiserstuhl. Además, en cada pueblo tienes esas típicas bodegas donde podrás probarlos acompañados de típica comida regional.



Una ruta de contrastes

Es una ruta fantástica ya que no es monótona ni nada por el estilo. Tiene su parte de bosques (hayas predominantemente), su parte de historia, de miradores, de grandes claros, de terreno seco casi casi desértico, de viñedos, de pueblos... En fin, una ruta que sin duda hay que descubrir en cualquier estación del año. Si me preguntas cuál es la mejor época, te respondería sin dudar a finales del verano. Simplemente ven, y descúbrelo...

¿Y te lo vas a perder?

Más adelante te describiremos de nuevo este camino con imágenes de esa "mejor época para realizarlo", con desniveles, mapas etc etc.

Escribir comentario

Comentarios: 0