Mercadillo de Navidad de Ravennaschlucht. Consejos e información útil

Visitar el que es quizás el Mercadillo de Navidad más espectacular de toda la Selva Negra es algo que deberías hacer sí o sí, si estás por la Selva Negra cualquier fin de semana de Adviento. Pero eso sí, no es como los demás y antes necesitas estos consejos que a continuación te doy.

Descubre, de la mano de "Caminando entre bosques", el Mercadillo de Navidad de Ravennaschlucht:

¿Qué tiene de especial? ¿por qué digo que es quizás el más espectacular? 

Te doy seis motivos:

  • Se celebra en plena selva, en pleno bosque. En lo que aquí se conoce como el Valle del Infierno, "Höllental" en alemán.
  • Sus puestecitos y su árbol de Navidad están bajo el gran Viaducto del Ravenna por el que los trenes que van de Titisee a Freiburg, y viceversa, pasan cada poco. Además, por la noche su iluminación varía de colores. Rojo, verde, amarillo...
  • Porque solamente abre los cuatro fines de semana de Adviento, no como los grandes mercadillos de otras ciudades y pueblos que lo hacen casi cada día durante casi un mes.
  • Llegar a él no es fácil. Tanto en coche, como en transporte público, llegar hasta aquí te resultará todo menos fácil, lo que aumenta el hecho de ser tan especial.
  • Muy cerca de él, las cascadas de Ravenna, que por el día son visitables y que cuando cae la noche pocos se atreven a caminar entre los oscuros bosques.
  • Porque la música navideña, el olor a "Glühwein", las "Bratwurst", las cabañas de madera donde venden auténtica artesanía local, la gente alrededor de las hogueras...

Todo esto son motivos más que suficientes para perderte por este lugar tan mágico.

6 Consejos que seguro te conviene saber antes de visitar el Mercadillo

1. Elegir bien el día y el momento en el que ir...

... siempre y cuando puedas elegirlo claro.

Cuando más se disfruta en es un día que no llueva, que anteriormente haya nevado y esté todo blanco blanco y si puede ser, que el cielo esté despejado para ver así como la luna se une al espectáculo.

¿Complicado que todo esto se dé no? Pues este pasado finde, pasó ;)

Aquí puedes consultar el tiempo, actualizado cada poco tiempo, de la Selva Negra:


Ir por la tarde sin duda, cuando es de noche y el mercadillo está iluminado. Y no solo el mercadillo, si no que el río Ravenna también lo iluminan con luces de colores, que te perderías si lo visitas cuando aún es de día.

2. Llega hasta allí caminando entre los bosques

¿Cómo ir? ¿En coche, en tren? Si tienes coche lo ideal es reservar tu plaza con anterioridad en al web oficial del Mercadillo, así te ahorras quizás un disgusto. Y si vas en tren ármate de paciencia para subirte luego en los buses que te llevan desde donde te deja el tren hasta el mercadillo. Hay tantísima gente que quiere ir y que casi colapsa estos buses...

* Solamente quedan plazas de aparcamiento libres para el viernes 22 de diciembre

Mi consejo, si vas en tren, que lo hagas hasta el pueblo de Hinterzarten. Desde allí camina entre los bosques hasta el Mercadillo... pero perdona, ¿has dicho caminar a oscuras por el bosque? Así es. El camino hasta el mercadillo desde Hinterzarten se hace por una preciosa senda donde preciosos molinos de agua y el rio Rotbach te acompañarán cuesta abajo hasta el mercadillo. Además, la nieve caída hará que no te haga falta ninguna linterna, ya que se ve perfectamente.

También hay gente que baja con antorchas. Un auténtico espectáculo.

No hay sensación de uuhhh... bosque oscuro... miedito seguro. No, para nada. No serás la única/o que vaya por el camino.

Ah! Por cierto. Para regresar, coge el bus, no hay tanta cola ni tanta gente para cogerlo como en la ida.

Entrar al mercadillo no es gratis. Tanto el aparcamiento, si vas en coche, como la entrada al mismo tienen su precio. En cambio el bus que te acerca o te saca del mercadillo si es gratis. ¿Mi consejo? ¡¡Que pagues! ¿No te creerías que te iba a decir como escaquearte y poder entrar gratis no? Aunque podría... 

3. Una vez dentro, tómate tu tiempo

El frío se va con cada paso que des y a medida que te vayas acercando a los puestecitos y a las hogueras. Es pequeño el mercadillo, por tanto tómate tu tiempo para recorrerlo, para fotografiarlo, para olerlo, para sentirlo, para enamorarte de él y por qué no para darte cuenta de lo bonita que es a veces la Navidad aunque a veces se piense todo lo contrario. En este lugar la Navidad es diferente, mágica. Disfrútalo simplemente.


4. ¿Ves la cabaña en lo alto de la colina? Sube hasta allí arriba

Unas de las mejores imágenes que se obtienen del mercadillo es en lo alto de esa colina que verás donde la corona una pequeña cabaña. Si está nevado no te será fácil subir, ya que resbala de narices y muchos caen, y caen y caen. Pero oye, si lo intentas y consigues subir el premio merece la pena.

5. Vuelve la vista atrás antes de marcharte

Una vez fuera, después de haberlo visto todo, después de haberlo probado todo y de haber comprado algún que otro regalito, echa un vistazo atrás. Desde varios puntos verás el viaducto iluminado y será entonces cuando quizás te digas a ti misma/o... Volveré algún día, seguro.

6. Comparte algunas imágenes con nosotros

Y es que... ¿qué mejor que compartir tus imágenes de tu visita al mercadillo con mostros y con los seguidores de "Caminando entre bosques"? Nosotros, a su vez, encantados de re-compartirlas con todos nuestros seguidores ;) 

Aquí tienes algunas de las que hicimos nosotros:

Información de gran utilidad sobre el Mercadillo de Navidad:

Fechas y horarios de apertura. Solamente se podrá disfrutar los cuatro fines de semana de Adviento, y uno ya ha volado... Pero aún quedan tres:

  • Del 8 al 10 de diciembre
  • Del 15 al 17 de diciembre
  • 22 y 23 de diciembre

En horario de :

  • Viernes, de 15:00 a 21:00
  • Sábados, de 14:00 a 21:00
  • Domingos, de 13:00 a 19:00

En cuanto a precios:

  • Niños hasta 16 años, gratis
  • Adultos sábados y domingos, 4€
  • Adultos viernes, 3€

¿Y te lo vas a perder?