Ruinas del Castillo de Staufen

Sobre lo alto de una colina situada a 375 metros sobre el nivel del mar, entre la llanura del Rin y el inicio de los bosques de la Selva Negra, las ruinas de lo que en su día fue un gran castillo que protegía al pueblo de Staufen y a toda la región, hoy es lugar de visita obligada para aquellos que hacen parada en este pueblo, y por qué no, también para los amantes del buen vino.

Aquí te cuento más sobre el Staufenburg:

Historia del castillo

Fue construido a principios del siglo XII por los "señores de Staufen", una rica familia a la que los Zähringen dejaron construir su fortaleza a 18 kilómetros al sur de Friburgo

Aún así, hallazgos y excavaciones recientes hacen indicar que en la época romana en ese mismo lugar se encontraba una atalaya.

 

No fue hasta el año 1248 cuando el castillo fue mencionado por primera vez. Hasta el siglo XIV creció en riqueza, gracias a la minería del lugar y también al beneplácito de los Zähringen. Se le otorgó incluso el derecho de ciudad a las "cuatro casas" que había bajo la fortaleza.

 

El último miembro de la familia Staufen murió en el 1602 (Georg Leo von Staufen), y cinco años después el castillo fue abandonado. Tras la guerra de los treinta años, en 1632, las tropas suecas quemaron el castillo y fue casi destruido.

 

La renovación del castillo se hizo esperar. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX, entre los años 1954 y 1960, cuando fue renovado. Se quedó tal y como lo puedes ver hoy en día, unas preciosas ruinas que se alzan en lo alto del pueblo y que tienen una vista más que envidiable de toda la región.

Desde el pueblo hacia el castillo

Ya desde la calle principal del pueblo se divisa la fortaleza. Llegar hasta lo alto no será difícil. Comienza la pequeña caminata...

El inicio de la subida está donde la curiosa escultura de bronce en honor al vino y a los viñedos que rodean el castillo y Staufen.


Es aquí donde comienzas la ascensión rodeada de viñedos y de unas muy buenas vistas sí.


Una vez arriba, ya a los pies de los primeros muros del castillo, las vistas del pueblo son una pasada ;)


El castillo por dentro

Aunque parezca pequeño por fuera, los grandes muros que aún se conservan en pie, hacen que sea un gustazo caminar entre ellos.


Más y más vistas desde el castillo, esta vez desde una de sus ventanas de piedra...

Y ya en el patio principal de la fortaleza asoma su torre, donde la bandera de Baden-Württemberg  se contonea con el viento. 

La torre

Es la parte mejor conservada del castillo. Subir a ella por sus escaleras y disfrutar de las vistas que hay desde lo más alto... no tiene precio ;)




Visitarlo es gratis y está abierto siempre, todos los días del año. Y si ya de paso paseas por las preciosas calles del pueblo de Staufen, mejor que mejor. Aquí tienes toda información de esta pequeña población (también el cómo llegar hasta aquí) que nació gracias al castillo:


El tiempo en Staufen

¿Vas a visitar el castillo y no sabes el tiempo que te vas a encontrar? No te preocupes, aquí te lo muestro actualizado cada día.

Escribir comentario

Comentarios: 0