Schluchsee, el pueblo del lago

A orillas del gran lago de la Selva Negra, el Schluchsee, crece este pueblo con el mismo nombre. Un lugar perfecto para los deportes acuáticos en verano, y para los amantes de la nieve y del esquí en invierno. 

Bienvenida/o al pueblo de Schluchsee:

- Unos 1.700 habitantes

- A 952 metros sobre el nivel del mar

- Una superficie de casi 70 km2

- Perteneciente a la región de la Alta Selva Negra

- Posee cuatro distritos: Blasiwald, Faulenfürst, Fischbach, Schönenbach

¿Cómo llegar?

Ya sea en coche, tren, autobús, bicicleta, caminando... podrás llegar a este pequeño pueblo de la Alta Selva Negra:

 

 

 

En coche:

 

La carretera secundaria B500, que va desde la frontera suiza hasta un cruce entre el lago Titisee y el Monte Feldberg, cruza el pueblo del Schluchsee. Es una preciosa carretera de montaña.


En tren:

  

La línea Ferroviaria Freiburg-Seebrugg hace parada en Schluchsee. El trayecto es de poco más de una hora, haciendo paradas entre medias en los pueblos de Hinterzarten y Titisee, entre otros.

 

 

Es un viaje en tren más que recomendable ya que atravesar el Valle Infernal, bordear el lago Titisee y subir hacia el Schluchsee es algo que hay que hacer si vienes a la Selva Negra sí o sí.

 

 

Aquí te dejo el enlace que te llevará a descubrir un poco más sobre esta línea del tren que une Friburgo con Schluchsee:

 

Friburgo - Titisee - Schluchsee

 

En bus:

 

En el pueblo hacen parada tres líneas distintas de autobús:

 

 

  • La 7257, que hace la ruta Neustadt - Titisee - Lenzkirch - Schluchsee.
  • La 7319, que hace la ruta St.Blasien - Hausern - Seebrugg - Schluchsee.
  • La 7343, que hace la ruta Bonndorf - Rothaus - Seebrugg - Schluchsee. 

 

Caminando o en bicicleta:

  

Muchos son muchos los caminos que hay para aquellos que les gusta el placer de caminar o de ir sobre dos ruedas. Entre ellos está la senda del Jägersteig, que os mostraré dentro de poco tiempo.

Historia de Schluchsee

Fue mencionado por primera vez en una escritura del año 1076 del cercano Monasterio de St. Blasien. 

La aldea, por aquel entonces, carecía de importancia en la zona y el paso por la Edad Media fue sin pena ni gloria, ya que fue defendido por la familia Fürstenberg de los pocos intentos de asedio que sufrió. 

 

 

Ya en el siglo XIX, la población descendió debido a la pobreza, aun pasando a formar parte del Gran Ducado de Baden en 1806. El hambre y las malas cosechas permanentes dañaron la poca economía ya existente del lugar. 

El siglo XX fue un tiempo de desarrollo, debido muy en parte a la construcción, en 1926, de la línea ferroviaria de Titisee a Seebrugg, con parada en Schluchsee. Esto trajo mucho turismo a la zona y se empezaron a levantar hoteles y casas de vacaciones.

Otro factor influyente fue la construcción de la presa del lago, que además de pasar a ser una zona recreativa (barcas, veleros, deportes de agua, zonas de baño...), producía también gran cantidad de energía. 

Por último, las pistas de esquí construidas en sus aledaños, junto con el Monte Feldberg, no muy lejos de aquí, hicieron que el turismo no viniera solo en los meses de verano, si no que, durante todo el año el pueblo de Schluchsee sea uno de los motores turísticos de la Alta Selva Negra.

¿Qué ver y qué hacer?

El pueblo de Schluchsee no destaca por sus monumentos, ni por preciosos e históricos edificios, ni tampoco por museos, siendo lo más destacado e imprescindible, la visita a la Iglesia católica de St. Nikolaus

Iglesia católica de St. Nikolaus:

Fue construida en el año 1095, cuando antiguamente fue una simple capilla. Años más tarde, en el 1275, fue construida la torre que es la misma que hoy en día podemos ver. Es lo único que ha quedado en pie con el paso de los siglos, ya que numerosas transformaciones han ido convirtiéndola en uno de los lugares de culto más importantes de la zona. 

Lo que se puede ver hoy es fruto de una renovación casi completa que a finales de la década de los setenta sufrió esta histórica iglesia. 

Otros edificios de importancia:

 

 

 

 

Ayuntamiento de Schluchsee

 

 

 

 

Iglesia evangélica de St. Petrus

Y para completar tu visita a Schluchsee, te cuento qué puedes hacer en este pequeño pueblo en la orilla del lago al que da nombre.

En invierno, disfruta de los deportes de esquí:

Ya sea haciendo esquí de fondo o tirarte con los esquíes montaña abajo en las cercanas pistas habilitadas, Schluchsee es un lugar perfecto para los amantes de la nieve (prueba de ello las imágenes de nuestra visita al pueblo). También, para los más pequeños existe una pequeña pista lanzarte en trineo.

En verano, el lago Schluchsee:

 

Aunque a este lago le dedicaré un lugar especial en el blog, te decimos a día de hoy que es perfecto para bañarte, pasear en barca o en velero, hacer esquí acuático... En definitiva, podrás hacer todos los deportes de agua que te imaginas.

Un paseo por el pueblo de Schluchsee

Te muestro las demás fotos que hice en mi visita a Schluchsee, un día frío y con mucha, mucha nieve :)

Escribir comentario

Comentarios: 0