Horben. Paz, casas rurales, naturaleza y Schauinsland

Horben es Schauinsland, ya que es el pueblo al que pertenece la montaña de Friburgo y su funicular. Pero también Horben es tranquilidad, gracias a sus granjas y a su vida como si no pasara el tiempo en él.

Te descubro este pequeño lugar a escasos 10 kilómetros, montaña arriba, de Friburgo y con poco más de mil habitantes.

¿Cómo llegar?

 

 

En coche:

Tienes dos maneras de llegar a Horben. La primera es cogiendo la carretera que sale de Friburgo y te lleva al Schauinslandbahn (el ferrocarril que te sube a lo alto de la montaña).

La segunda es hacerlo por el pueblo de Au, al sur de Friburgo. 

Carretera K4955.


En bus:

La línea 21 de autobús que une Günterstal (Friburgo) - Schauinslanbahn (funicular) y Horben, tiene mucha variedad de horarios y circulan bastantes autobuses, dado que es una zona bastante turística.

Caminando o en bicicleta:

Tan cerca de Friburgo, arriba en la montaña, con unas vistas espectaculares de la ciudad, del Schauinsland y de la llanura del Rin... ¿acaso pensabas que esto no es paraíso para los caminantes o ciclistas? Es el lugar perfecto para ellos. Si no te lo crees prueba a caminar o pedalear desde Friburgo hasta Horben, no te arrepentirás. 

Historia de Horben

A pesar del incendio y posterior destrucción del ayuntamiento de Horben en 1856 en el que ardieron valiosos documentos históricos de este pequeño pueblo al sur de Friburgo, aún se mantiene intacta mucha de la historia de este lugar.

La primera mención que se tiene de Horben pero no con este nombre data del año 861, en unos papeles pertenecientes al Monasterio de St.Gallen, donde se indica que esta zona era una gran finca del área de Friburgo. Era, en aquella época, la décima región de la St. Gall Parish Wittnau (así como un área administrativa religiosa).

No fue hasta 1308 cuando aparece el nombre de Horben en un documento de compra entre ciudadanos de Friburgo y del cercano pueblo de Endingen.

Durante toda su historia, los ciudadanos de Horben se han dedicado al cultivo y a la ganadería, así como pasados los siglos y ya en la era industrial, a la minería.

Y así se ha mantenido por el paso de los años, ya que en este pueblo tranquilo en lo alto de la montaña pocos sucesos han acaecido en sus tierras.

Actualmente Horben es lugar de descanso, donde numeras casas vacacionales se abren paso entre granjas y pequeñas casas. 

También, es lugar de senderismo, ya que multitud de rutas salen o pasan por el pueblo.

Qué ver en Horben:

Iglesia de St. Agatha

 

 

 

En el centro del pueblo, junto al ayuntamiento, se encuentra la iglesia católica de St. Agatha

 

Fue levantada en el año 1792, en el mismo lugar donde antiguamente y durante muchos años existió una capilla.

A parte del gran valor artístico y religioso, con el altar mayor barroco donde hay un retablo del pintor Johannes Wadlkircher dedicado al pentecostés y con la campana que data del año 1751 (de la antigua capilla), me gustará destacar su órgano, construido en 1812 por Nicolas Schuble. No se, pero los órganos de las iglesias me gustan muchísimo.

 

 

Como en todo pueblo alemán y pegado a su iglesia, encontrarás un recuerdo de los desaparecidos en las I y II Guerras Mundiales, en este caso eran vecinos de Horben.

Te cuento un secreto:

Detrás de la iglesia, además de su pequeño cementerio, encontrás una de las mejores vistas del pueblo. La montaña del Schauinsland. Podrás ver cómo los funiculares suben y bajan agarrados al enorme cable y cómo los molinos baten sus élices al son del viento que sopla por la zona. Un auténtico lugar de paz.

Ayuntamiento

 

El centro neurálgico de Horben es su ayuntamiento, como en casi todo pueblo del mundo. 

El edificio en sí no tiene casi nada en especial, ya que durante muchos años fue una granja más del pueblo.

 

 

 

En su plaza, encontrarás, además de la parada de autobuses que te llevan y te traen desde Günterstal, una preciosa fuente.

 

Cada miércoles se celebra en esta plaza el mercadillo del pueblo, con productos frescos traídos de las granjas de Horben.

Al fondo de la plaza del ayuntamiento, donde el edificio de los bomberos, tienes otra sorpresa en forma de paisaje. Hacia un lado podrás ver las montañas que rodean el pueblo, y hacia el otro lado los montes de la región de la Alsacia, ya en Francia, y en días despejados.

Camina por Horben

Realmente Horben es sólo una gran calle, donde grandes casas, granjas, casas vacacionales, etc etc, dan a ella. 

 

¿Tienes hambre? En Horben puedes comer y muy muy bien. Eso sí, si te decides a hacerlo tienes dos opciones:

  • Restaurante Raben, la opción cara.
  • La cafetería del pueblo, la opción barata.

 

Te cuento algo más de este Restaurante Raben.

Es un desconocido para casi todo el mundo, pero no para unos pocos, los que les gusta rascarse el bolsillo. Y es que este restaurante cuenta con una Estrella Michelín, ahí es nada. 

Todo esto garcias a su rica gastronomía, sus excelentes instalaciones, sus vistas inmejorables... y un largo etcétera.

¿Te animas a probarlo?

Más imágenes de Horben

Y nada, para terminar te animo a subir y conocer el pueblo, ya que todo el mundo se queda abajo en el funicular y se pierden este precioso trozo de Selva Negra

Ah! Y si buscas alojamiento rural este es tu pueblo. Está lleno de Ferienwohnungen, algo así como las casas rurales en España.

Escribir comentario

Comentarios: 0