Kenzingen

Nos vamos hoy al pueblo de Kenzingen, situado a unos 30 kilómetros al norte de la ciudad de Freiburg.

 Se encuentra en el valle del Rín, en el inicio de la Selva Negra. Debido a eso, es un pueblo totalmente llano, atravesado por el río Elz y por sus canales. Canales, que junto con su histórico casco antiguo, hacen de Kenzingen un lugar precioso.




¿Cómo llegar?

En coche es fácil hacerlo si vienes por la autopista A5, que va de Basilea a Karlsruhe. Si vienes del corazón de la Selva Negra, te aconsejo que pongas GPS, hay mil caminos por donde ir.


 

En tren también es muy fácil, ya que la estación de tren está muy cercana al casco antiguo del pueblo. La línea es la que transcurre entre Offenburg - Freiburg - Basilea.

 

Hay un autobús que sale de la estación de buses de Freiburg, el 7200, y te deja en pleno centro de Kenzingen.


 

 

 

Caminando o en bicicleta puedes hacerlo si vienes por lacalzada romana que une las ciudades de Basilea y Frankfurt, y que pasa por Kenzingen



Historia

La ciudad de Kenzingen se fundó en el año 1249, pero quinientos años atrás, en el 772, existió una aldea muy próxima con casi el mismo nombre, Alemanic Kenzingen se llamaba.

 

Kenzingen es igual a vino, ya que numerosos viñedos se extienden por sus alrededores. Dicho esto, la primera referencia que se tiene del vino producido en Kenzingen es del año 773.

 

El hombre que fundó Kenzingen, tal como hoy lo conocemos, en 1249 fue Rudolf II de Üsemberg, perteneciente a la familia Üsenberg, muy presente en la historia del pueblo durante más de 100 años.

 

Fue en 1369 cuando la Casa de Austria toma el mando de la ciudad, echando a los Üsenberg. Gracias a ello la Kenzingen recibió por primera vez la administración municipal.

 

Adquirió años más tarde, en 1415, el estatus de ciudad imperial junto con Basilea, Breisach y Freiburg.

 

Entre los siglos XVI y XVII, Kenzingen cayó en la pobreza y fue el juguete de quien pasaba por ahí, causando la muerte a muchos de sus habitantes.


Pero fue en el año 1805 cuando empezó a resurgir gracias a que el Estado de Baden reclamó sus tierras, algo que hizo que la economía, tirada por el excelente vino de sus tierras, creciera rápidamente.

 

 

Y así hasta la II Guerra Mundial, cuando parte de la ciudad fue destruida y posteriormente reconstruida, para quedar como hoy la podemos ver. 


¿Qué ver?

Schwabentor

 

 

 

 

Esta entrada a Kenzingen no tenía el aspecto que hoy en día podemos ver. Se modificó a principios del siglo XIX y posteriormente a mediados del siglo XX, quedándose como lo puedes ver hoy. Una joya.


Ayuntamiento

 

 

 

Fue construido en 1520 y destruido en la II Guerra Mundial, por lo que fue reconstruido de 1965 a 1967. Destaca su fachada rojiza y el patio interior, además del reloj y la cabeza del mismo en forma de cebolla.


Plaza e iglesia de St. Laurentius

La iglesia de dos torres orientada en dirección sur fue mencionada por primera vez en 1275Es el edificio más antiguo de Kenzingen y tuvo la suerte de sobrevivir a todo el paso del tiempo, guerras incluidas. Debajo de la torre sur se encuentra la cripta, que durante muchos años fue el cuarto de instrumentos musicales de la iglesia.

 

De inicio gótico de tres naves fue modificada a barroca entre los años 1730 y 1733, aunque el coro conservó su forma gótica. También esos años aumentaron el tamaño de las torres, torres que son visibles desde cualquier punto del pueblo y en sus alrededores.

 

 

La última reforma fue entre los años 1982 y 1988.

Üsenbergbrunnen

 

 


Esta fuente situada en el cruce más concurrido de la ciudad, en pleno centro del casco antiguo, fue construida en el año 1824.

 

La fuente tiene en su parte superior una pequeña estatua del fundadorde Kenzingen , Rudolf II de Üsenberg.


Monasterios:

- Iglesia y Monasterio de los Franciscanos

 

Fueron construidos en la Edad Media, entre los años 1659 y 1662. Años más tarde, de 1889 a 1892, el Monasterio fue convertido en el hospital de la ciudad. Y desde 1985 es un centro para las personas mayores.

 

En la iglesia aún se conserva el crucifijo del siglo XVI, siendo un lugar de culto para muchos vecinos de la región.


- Monasterio de San Juan

Existió desde finales del siglo XV hasta el año 1806, cuando fue convertido en prisión.


- Monasterio de Wonnental 

Fue mandado construir en 1220 por el que años más tarde fundara la ciudad de Kenzingen, Rudolf de Üsenberg. En 1253 pasó a manos de la orden de Zister.

 

 

Varias veces fue destruido y saqueado, una vez por ejemplo en la guerra de los campesinos, y otra en la guerra de los treinta años por los franceses. Pasó entonces a ser, más adelante, en una fábrica de remolacha y achicoria.


Otros lugares de interés:

Río Elz

Este río que cruza la ciudad sirvió en la antigüedad como lugar donde los vecinos lavaban sus ropas, también donde rallaban y cortaban el cáñamo. Había también en sus orillas un antiguo molino.

"El pequeño" Elz

Este canal hace que el casco antiguo de la ciudad sea una isla, donde en la antigüedad hacía de foso de las murallas que hoy en día no hay rastro de ellas. 

Galgenbuck

Esta pequeña montaña, de tan solo 210 metros de altura, y pegada a la ciudad, ofrece unas buenas vistas de Kenzingen y de todo el valle del Rin.

Altenstrasse

Este camino fue parte de la calzada romana de 337 kilómetros que unía las ciudades de Frankfurt y Basilea.



Parada obligatoria si vas de Freiburg en dirección a Offenburg, este pueblo de casi 10.000 habitantes, es perfecto para saborear un poco de historia y perderse por su pequeño centro histórico.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Pepa (viernes, 06 noviembre 2015 18:23)

    Que recuerdos! Lo que me paseé yo por aquí y por Emmendingen!
    Liebe Güße aus Berlin :)